Armonía 3º

Armonía 4º

Análisis 5º

Análisis 6º

Fundamentos de Composición

Home » Análisis 5º, Armonía 4º

Forma Sonata

Submitted by on 10 septiembre, 2011 – 19:46No Comment
 
El primer movimiento de la Sonata Clásica adopta la "Forma Sonata". Consta de las siguientes secciones:
  • Exposición temática
  • Desarrollo
  • Reexposición o Recapitulación
A estas tres secciones puede añadirse una Introducción al comienzo y una Coda al final.

La Introducción, opcional, suele ser lenta y abarcar desde un acorde, como la Sinfonía nº3 “Eroica” hasta los 62 compases de la nº 7, ambas de Beethoven.

La Coda viene a ser como un resumen, donde pueden y suelen aparecer temas ya escuchados, y donde mediante series o procesos cadenciales, se afirma inequívocamente la tonalidad principal. Su amplitud es variable, desde 4 u 8 compases como las Codas de Haydn y Mozart, hasta alcanzar duraciones comparables como la Exposición, como ocurre en la ya citada 3ª sinfonía de Beethoven o en la Sinfonía en Do, “La Grande” de Schubert.

Esquema de la “forma sonata” o primer movimiento:

  • EXPOSICIÓN: Introducción (opcional)- Tema A (tono principal)- Puente- Tema B, b1, b2, (en el tono de la dominante o en el tono relativo).
  • DESARROLLO: Construído sobre elementos motívicos de A, B, b1, b2, o por elementos nuevos.
  • REEXPOSICIÓN: Tema A (tomo principal)- Puente- Tema B, b1, b2 (tono principal) - CODA

La Exposición: Se presentan los dos temas. El primero, A, en el tono principal, y el segundo, B, en el tono de la dominante si la tonalidad principal pertenece al modo Mayor. Cuando la tonalidad principal es del modo menor, este segundo tema aparece en su relativo mayor.

Estéticamente, los temas deben hacer el principio de variedad y contraste. Si el primero es rítmico, el segundo será melódico; si es enérgico, éste será suave. Si bien los temas pueden ir seguidos o estar formados por varias ideas complementarias, ello es poco frecuente en el primer tema, que debe ser conciso y claro, siendo el segundo tema el que admite estas ideas complementarias, sobre todo a partir de Mozart.

El paso del tema A al tema B se realiza mediante un pasaje de carácter modulante construido generalmente con elementos del primer tema y de longitud variable llamado pueente de transición.

La Exposición concluye con el segundo tema, al que puede seguir una Coda construída por elementos temáticos anteriores o nuevos, Coda que en ocasiones y dada su importancia, posee el carácter de un tercer tema

La repetición de la Exposición viene indicada con el signo correspondiente.

El Desarrollo: Esta parte, que sirve de nexo de unión entre la Exposición y la Reexposición, goza de completa libertad formal. Aquí es donde el compositor demuestra su fantasía, tomando los temas que considera oportunos, fragmentando, ampliando, reduciendo, es decir, manipulándolos a su capricho. Todo ésto deberá conducir, después de distintas modulaciones, a la Reexposición.

En cuanto a la extensión del Desarrollo, es variable, desde unos pocos compases (caso de las primeras sonatas de Haydn) hasta duraciones iguales o algo más breves que la Exposición.

La Reexposición o Recapitulación: Esta tercera parte consiste básicamente en la repetición de los temas A y B de la Exposición, ahora con algunas modificaciones técnicas. La modificación más importante consiste en que en la Reexposición, el segundo tema B es presentado en el tono principal (no necesariamente en el mismo modo), para lo cual el puente habrá de sufrir variaciones pertinentes que permitan derivar a la tonalidad principal. Este puente puede ser sustituido por otro nuevo o incluso suprimirse.

La Reexposición puede terminar con una Coda, que puede ser igual o diferente respecto a la Coda de la Exposición (naturalmente ahora presentada en el tono principal). Esta Coda nos conduce, después de diferentes referencias temáticas, a un período cadencial en el tono principal con el que concluye la Reexposición y por tanto el primer movimiento de una Sonata Clásica.

Si te ha gustado esta entrada ¡Compártela!

Comments are closed.