Armonía 3º

Armonía 4º

Análisis 5º

Análisis 6º

Fundamentos de Composición

Home » Análisis 6º, Compositores siglo XX y siglo XXI, Fundamentos de Composición

El siglo XXI. David del Puerto

Submitted by on 25 septiembre, 2011 – 16:37No Comment
El siglo XXI. Comentario analítico realizado por los alumnos del Conservatorio Profesional de Música de León “José Castro Ovejero” (Mayo de 2011)

Mediante el análisis musical de obras de compositores españoles e hispanoamericanos del siglo XXI, se pretende enriquecer a los alumnos a través de una estrategia de indagación, motivadora para que realicen su propia aproximación a la comprensión musical, siendo protagonistas de su aprendizaje por descubrimiento.

Se reseña como pautas de actuación, reconstruir el mundo sonoro imaginado por el compositor, desarrollar un sentido crítico en cuanto a la estética sonora y, valorar la riqueza expresiva de las distintas formas de expresión musical.

El análisis se ha centrado en el estudio de un reducido número de obras de diferentes compositores:

- “Carmen Replay”. David del Puerto

- “Modelagem x- A”. Edson Zampronha

- “Rosmarinus”. Paco Toledo

- “Maktub I”. Mª José Arenas Martín

- “Movimiento para violín y orquesta de cuerda (2010)”. Carlos Perón Cano

- “Pájaros en la Catedral de Salamanca”. Jesús Ángel Rodríguez Recio

- “Pasión ensordecedora”. Pablo Aguirre

En nombre de los alumnos que han participado en cada uno de los comentarios analíticos propuestos y, como profesora de la asignatura de Armonía, Análisis y Fundamentos de Composición, deseo mostrar mi agradecimiento a cada uno de los compositores que amablemente han ofrecido su tiempo al alumnado con aportaciones muy valiosas. Desde el conservatorio de León,

¡GRACIAS!

“Carmen Replay”

La obra analizada “Carmen Replay”, es una obra de David del Puerto, compositor reconocido por todo el mundo de la música gracias a las numerosas obras compuestas y a la originalidad de las mismas, de un estilo moderno y progresista, con las que seguramente deje huella en las futuras generaciones.

David del Puerto

(n. 1964. Madrid)


 


 

 

http://www.daviddelpuerto.com/

Formado musicalmente en la guitarra, discípulo de Luis de Pablo(n. 28 de enero de 1930), David del Puerto se reveló muy pronto como uno de los compositores de más talento de su generación.

Con poco más de veinte años, su nombre destaca en el “Almeida Festival” de Londres, y poco después recibe de Pierre Boulez (n. 26 de marzo de 1925. Montbrison)el encargo de escribir una nueva obra para el “Ensemble InterContemporain”.

A partir de entonces, su música ha estado presente en los más importantes festivales y temporadas de conciertos de Europa, Japón, Indonesia, Australia, EEUU, Canadá y Latinoamérica, donde ha sido ejecutada por conjuntos como Nieuw Ensemble, London Sinfonietta, Finnish Radio Symphony Orchestra, Cuarteto Casals

En 1993 ganó el Premio Gaudeamus con su “Concierto para oboe y conjunto de cámara”, y en el mismo año recibió el premio “El ojo crítico” de Radio Nacional de España.

En 1999 y 2000 fue compositor residente de la Joven Orquesta Nacional de España, para la que compuso las obras “Mito” y “Fantasía segunda”.

Ha desarrollado también una intensa actividad docente como profesor invitado en universidades, conservatorios y cursos de Europa y EEUU. Desde el año 2004 es profesor de Análisis de la Escuela Reina Sofía en Madrid.

En el año 2005 se le otorgó el Premio Nacional de Música en la modalidad de composición.

En el año 2008, fundó “rejoice!” con el acordeonista Ángel Luis Castaño, conjunto del que David del Puerto es guitarrista, compositor y autor de los textos.

Rejoice! ofrece un concepto de espectáculo en el que se funden música escrita, improvisación, voz, electrónica, videoarte, poesía… Esta formación ha presentado ya “Sobre la Noche, estrenado en 2008 con la soprano Carmen Gurriarán, y el ballet “Carmen Replay”, encargo del Teatro Real de Madrid, estrenado en 2010 en la Universidad Carlos III con la soprano Laia Falcón y la Compañía Nacional de Danza, con coreografía de Tony Fabre. Ha sido presentado también en versión de concierto en Rotterdam, Amberes, Madrid, Sevilla, Salamanca, Vigo, etc. Rejoice! también actúa en formato de dúo de guitarra eléctrica y acordeón.

Como solista, interpretando su propia música, ha actuado con la Orquesta de Cadaqués en Madrid, Sevilla y Granada, con el Plural Ensemble en el Auditorio Nacional de Madrid, con el conjunto Matritum en el MACUF de A Coruña, etc.

También han sido intérpretes de su obra, solistas como Ernest Rombout, Ananda Sukarlan, Miquel Bernat, Ángel Luis Castaño, Manuel Guillén, Evelyn Glennie o Sarah Leonard, y directores como Ed Spanjaard,Sakari Oramo, Diego Masson, Luca Pfaff,David Alan Miller, José Ramón Encinar, Pablo González, Josep Pons, Pedro Halffter, Fabián Panisello, Tapio Tuomela, Pablo Heras-Casado, etc.

Su catálogo comprende cerca de 100 obras de todos los géneros, de las que se pueden destacar hasta la fecha sus tres sinfonías, dos óperas, un gran número de conciertos con solista, y una importante producción para guitarra sola, concertante, clásica, eléctrica…

Su discografía comprende, entre otras muchas grabaciones, cuatro discos monográficos: “Nusantara”, publicado por Stradivarius, “Boreas” y “Alio Modo”, ambos publicados por Tritó, y el cuarto volumen de la serie “Polifonía de compositores” del Instituto Cervantes de Bremen.

La vida musical de David del Puerto ha estado marcada por una búsqueda serena y férrea de sí mismo, sin reservas ni concesiones, lo que le ha llevado a ir trazando uno de los caminos más personales del panorama actual.

ANÁLISIS

“Carmen Replay” (2009), ballet de duración aproximada de una hora.

Los instrumentos que intervienen en la obra son:

  • Voz de soprano, amplificada
  • Guitarra eléctrica, con dos unidades de transformación de sonido y loop, pedaleras multiefectos.
  • Acordeón electrónico, con pedal de loop.

El Teatro Real dedicó la temporada 2009/2010 a “Las Mujeres”. Es por esto que “Carmen replay” recupera el mito de la mujer más famosa de la ópera “española”, Carmen, de Georges Bizet (25 de octubre de 1838- 3 de junio de 1875).

Es una obra con partitura compuesta para el trío “rejoice!”. El proyecto se completa con el montaje audiovisual de Luca Scarzella uno de los creadores “videomarkers” más importantes de la actualidad.

El símbolo de Carmen es traducido a la danza contemporánea por magníficos bailarines. El segundo elemento del estreno, es la música de David del Puerto que con guiños a Carmen y juegos con la música electrónica recorre los principales episodios y escenarios del libreto de de Henri Meilhac (21 Febrero de 1831- 6 Julio de 1897) y Ludovic Halévy (1 Enero de 1834- 7 Mayo de 1908), para la ópera de Bizet, libremente inspirado a su vez en la novela de Prosper Mérimée (28 Septiembre de 1803- 23 Septiembre de 1870).

Carmen, una gitana muy resuelta con tendencias a amoríos sencillos. Trabajadora en una fábrica, es una mujer indómita, temperamental e independiente, violenta por momentos, llena de una pasión desbordante, y víctima, finalmente, de los celos enfermizos que provoca en uno de sus amantes.

A grandes rasgos, la obra narra cómo José, un militar, cae presa de un amor obsesivo por una Carmen que primeramente le toma como amante, para abandonarle luego por Escamillo, un célebre torero en la cima del éxito.

El argumento comienza en la plaza del pueblo, donde la gente hace su vida con normalidad. Es aquí donde José se enamora de ella, lo que le llevará a su perdición.

El triste y violento final de la historia plantea un dramático paralelismo entre el asesinato de Carmen acuchillada por el enloquecido José, y la muerte del toro en la plaza, animal libre y salvaje como ella, a manos de Escamillo: los dos amantes dan muerte simultáneamente a la naturaleza indomable, libre y salvaje.

Libreto de la ópera “Carmen Replay”

Espacio I

1.- Juegos de fuego

Es el episodio con el que arranca la obra. La plaza bajo el sol del mediodía. El juego bullicioso de los niños se mezcla con los juegos de los adultos: Los soldados apostados cruzan sus miradas con las de las trabajadoras que salen de la fábrica para un breve descanso.

2.- Flor de veneno dulce

Al pasar ante él, Carmen arroja una flor a José, que queda prendado al instante de la hermosa obrera.

3.- El filo prisionero

De retorno al trabajo, se desata una pelea en la fábrica entre Carmen y otra empleada. Finalmente, Carmen en un rapto de ira, corta con su cuchilla la cara de su compañera. Los soldados intervienen en la pelea y Carmen es detenida y esposada por José.

4.- Cárcel de amor

José es encargado de llevar al calabozo a Carmen, pero ella es muy consciente de los sentimientos del militar…

5.- Risa en fuga

… y aprovechándose de ello, le propone fingir un forcejeo para que la deje escapar.

Espacio II

1.- Puerta del sentido

En las afueras de la ciudad, la puerta de la taberna de Lilas Pastia se abre a los habitantes de la noche…

2.- Danza de cobre y plata

La taberna inicia su jornada entre danzas, música y botellas de vino que corren de mano en mano. Carmen, de nuevo libre, baila junto a sus compañeras.

3.- Borrachera de llamas

En la taberna se cruzan gentes de todo pelaje: soldados y oficiales- entre ellos José-, contrabandistas, y finalmente Escamillo, el famoso torero que hace una aparición triunfal entre las gentes.

4.- Flor muerta en carne viva

José muestra a Carmen el recuerdo de su primer encuentro: guarda en su pecho la flor, ya seca, que ella le arrojó.

5.- Senda de la noche libre

El grupo de contrabandistas marcha a la sierra, donde tienen su campamento. Carmen se une a ellos: si José de verdad la ama, no tiene más remedio que ir tras ella.

Espacio III

1.- Campo mudo

La noche se abre ante el grupo de caminantes proscritos.

2.- Amor fiero y sin luz

En la oscuridad, José pretende con delirio a Carmen, que por su parte ya ha puesto sus ojos en el torero Escamillo.

3.- Tarot

Carmen se echa las cartas. El naipe de la muerte se repite una y otra vez…

4.- Cuchillos cantando a la luna

Escamillo aparece en el campamento. Al encontrarse con José, se enzarzan en una pelea a cuchillo por el amor de Carmen. Finalmente, son separados antes de que corra la sangre.

5.- Senda del destino

Carmen entiende el mensaje de las cartas: la muerte ya está al acecho.

Espacio IV

1.- La pasión nueva

Carmen y Escamillo dan rienda suelta a su pasión.

2.- Corazón sin miedo

En la plaza de toros se prepara una tarde triunfal para Escamillo. Las compañeras avisan a Carmen de que José merodea buscándola… pero ella decide acudir al encuentro inevitable del destino.

3.- La pasión vieja

Reaparece José: junto al recuerdo de su amor, resplandece un cuchillo.

4.- Hambre de sangre

Carmen y José se encuentran cara a cara. Ella le rechaza abiertamente, no hay vuelta atrás, José ya no está en su corazón. Carmen no regala su libertad, y no es posesión de él ni de nadie.

5.- Canto de la doble muerte

José acuchilla a Carmen hasta matarla, mientras Escamillo, en la plaza, da muerte al toro con la espada. Un filo de metal siega simultáneamente la vida de dos seres libres.

Comentario analítico de alguno de los números de los cuatro espacios de la obra

Comienza con un arpegio de la guitarra eléctrica que se va repitiendo, creando un ambiente divagante y extraño. Ambiente que no conduce hacia algo en concreto, pero sí nos prepara el oído sobre lo próximo que vamos a escuchar.

Se incorpora el acordeón que aparece y desparece continuamente, asemejando el ruido de la gente en la calle, un bullicio propio de niños en una plaza jugando. Poco a poco se introduce más este instrumento, hasta que se queda como instrumento principal, haciendo una escala descendente, con acompañamiento de la guitarra. Fragmento que se repite varias veces. Podemos observar cierto orden o estabilidad, en el que se representa a la gente en las calles haciendo vida normal sin ningún altercado.

Más tarde irrumpe la voz de Carmen, la gitana, que hace mella en la gente que está en las calles. Se giran para mirarla debido a su belleza y desparpajo. Instrumentalmente corresponde a un cambio en lo que hemos escuchado con anterioridad. Una mayor libertad del acordeón que se funde con la voz. Un pasaje breve, pero haciendo notar la presencia de Carmen y su confesión de la filosofía del amor, cantada a José, protagonista masculino de la obra.

El equilibrio y la normalidad se rompen, y la guitarra cambia de motivo. Se nota un gran contraste, debido a la pelea entre Carmen y Manuelita, ambas trabajadoras en la fábrica.

La guitarra lleva la melodía acompañada por notas picadas del acordeón, volviéndolo difuso por efectos electrónicos, creando tensión. Resuelve posteriormente de manera cortante al llegar a un período de calma rítmico e instrumental y dejando sólo los efectos electrónicos. Representa el fin de la pelea y la decisión de encarcelar a Carmen como culpable de la pelea entre las dos jóvenes.

Enlaza con los intentos de seducción de Carmen a José, que es el encargado de llevarla al calabozo. En un principio, la reacción es negativa hacia la gitana, pero más tarde, acaba sucumbiendo a los encantos de ésta.

En cuanto al ritmo comienza con arpegios de guitarra, y al introducir el acordeón se producen numerosos contratiempos que crean tensión (dirigido a la escena de la pelea). Luego se va relajando y despareciendo la tensión, para crearla de nuevo con los dos instrumentos a la vez, peleando con acentuaciones diferentes.

Por último, llega la parte similar al comienzo, con menor carga auditiva, con los arpegios del principio, donde se introduce el acordeón. Esto lleva a crear la tensión final que representa los “no” de José y la insistencia de Carmen. Se resuelve de una manera bastante cortante, que sorprende a nuestros oídos, terminando con la rendición de José a los encantos y peticiones de Carmen.

Espacio II. Flor muerta en carne viva

 

Comienza con una línea melódica del acordeón en un registro agudo, intercalando notas largas con puntillo y notas breves.

Se une casi simultáneamente el acompañamiento de la guitarra en un segundo plano, para conducir a la voz de la cantante, que representa la taberna donde ocurre el segundo espacio de la obra, donde acuden unos contrabandistas que planean un nuevo golpe. El tempo es calmado y tranquilo. Es una parte bastante lírica y conmovedora.

La línea frágil y delicada comienza a romperse y la voz pone letra a sus notas. Se complementa con los instrumentos. Carmen muestra interés en el torero Escamillo, que se fija en ella, lo que levanta los celos de José, su actual amor. Inicialmente, Carmen rechaza la posibilidad de unirse a los contrabandistas.

El efecto se consigue al ir acelerando el ritmo de la obra con pequeñas escalas ascendentes, que conducen a acentos precipitados, propios de un compás de partes desiguales. La voz hace lo mismo en su registro y culmina junto con los instrumentos en el clímax de la frase. Se puede observar en el forte y con mayor duración que las otras frases. La sensación producida es de tensión, notándose la existencia de problemas en la trama de la obra. Carmen intenta convencer a José de que se una a los contrabandistas, pero éste se niega en un primer momento. La pelea que se representa con la voz y la música, narra el altercado producido entre el oficial de la guardia y José.

El acordeón continúa con la línea descendente, a la que se une la guitarra en un segundo plano, en tempo vivo.

También hace pequeñas escalas el acordeón seguido de una fase con figuras a contratiempo, quedando reforzado por la guitarra, que lleva los pulsos a tempo. Se une la voz de manera que hace con el acordeón una frase con escalas que nos llevan a la parte final. La voz de la intérprete llega a una parte de “gritos”, un registro muy agudo con duraciones breves, intermitentes, mientras que el acordeón mantiene una larga nota. Para finalizar, es el acordeón quien cierra la segunda parte con unas pequeñas notas rápidas descendentes.

Representa el fin de la pelea y la decisión obligada de José, que no le quede más remedio que unirse a los contrabandistas por influencias de Carmen.

Comienza con una introducción de guitarra arpegiada, que se mueve dando la sensación de una tonalidad mayor que cambia al tono menor. Recuerda a una canción actual tipo pop, que se ve interrumpida por la sensación de suspense entre notas que no pertenecen a lo “clásico” o tonal.

Está construida sobre una nota de acordeón que funciona de pedal envolvente. Se unirá la línea melódica del acordeón con numerosas disonancias prolongadas que no resuelven. El tempo es moderado, el acompañamiento de corcheas se mezcla con las notas de mayor duración, blancas y negras, de la voz del acordeón. Se mantiene a lo largo de la escena, sin cambios significativos.

Los personajes se encuentran en la montaña, en un paraje salvaje, donde hay calma inducida por los arpegios de la guitarra y también misterio proporcionado por el acordeón y sus disonancias. Los celos de José comienzan a ser pesados para Carmen.

Más tarde se sustituye un efecto eléctrico en lugar del acordeón, que prepara el tema de la voz. La guitarra sigue su acompañamiento arpegiado durante toda la obra, y es con el acordeón con quien compite la voz. Es muy destacable la disonancia inicial de la voz, donde Micaela trae la noticia de que la madre del joven está agonizando. Los celos se incrementan aún más con la visita de Escamillo a los contrabandistas con quien está Carmen y a quienes les invita a ver su próxima corrida de toros.

La guitarra se va apagando para dar paso a los verdaderos protagonistas de la escena. Al final, se queda la voz sola con el acordeón.

El inicio de esta escena se basa en notas de guitarra, acordes arpegiados, con un tempo un poco más rápido que en el acto anterior. Se mantiene el efecto misterioso eléctrico, a la vez con el acordeón, sus notas son de mayor duración. Una breve escala descendente de la guitarra separa dos frases que tienen un carácter más o menos similar.

La música representa el día que Escamillo torea en la plaza. Será un día grande para él, pero trágico a la vez. José ve como Carmen acompaña al torero, como su nuevo amante.

Comienza la voz de la cantante, a diferencia de lo escuchado anteriormente, ahora no canta, sino que recita unos versos desafiantes para José, que lleno de celos, le pide a Carmen que vuelva a su lado:

Yo tengo un mar de sangre para ahogarte,

y una mirada ascua para que la vacíes.

Y no tengo miedo.

Mi corazón no es tuyo,

¡no me lo arranques!

El acompañamiento instrumental se va llenando de carga musical, liderado por el acordeón. Con notas destacadas entre las frases de la protagonista.

Después, la guitarra y el acordeón se quedan solos y cambian un poco de acompañamiento, volviéndose más importante, recalcando los acentos de un ritmo ternario. Vuelve a oírse la voz, pero esta vez cantada y sin letra, que va creciendo en registro y altura, co notas de larga duración, acompañada por acordeón y guitarra con quien se complementa en la creación de tensión.

Hay movimientos bruscos con fuertes caídas del instrumento, mientras que la voz alcanza el clímax. Al final, el acordeón termina con unos adornos sobre tres notas.

Esta parte representa el encuentro entre José y Carmen, a la vez que el torero se desenvuelve con soltura y arte para conseguir una oreja y las ovaciones del público.

El desprecio de Carmen hacia José hace que éste se enfurezca más y la acabe apuñalando. Coincide este momento cuando Escamillo va a ver a Carmen para salir en la plaza y recibir los aplausos.

CONCLUSIONES DE LA ENTREVISTA REALIZADA AL COMPOSITOR

  • La composición fue inspirada y encargada por Carmelo di Gennaro, que entonces era jefe de programas pedagógicos del Teatro Real, con idea de conectar su obra con alguna de las óperas que se representaban en el Real esa temporada. Entre ellas estaba Carmen, que le pareció ideal por ser tan universal y conocida, y constituir casi un mito (sobre este tema hay no sólo una novela y una ópera, sino varias películas e infinidad de ensayos y estudios), y por contar una historia más humana cercana y realista que la mayoría de las óperas.
  • En cuanto a la instrumentación, el compositor sencillamente la hizo así porque decidió que lo interpretara su grupo rejoice!, que son voz de soprano, guitarra eléctrica y acordeón. Es decir, el encargo del Teatro Real contaba con David como compositor y como guitarrista, y a cambio, su condición era hacerlo con su grupo.
  • Su obra está llena de intenciones…. En este caso, lo que pretende es, en palabras textuales del compositor…

“Por un lado, ilustrar, iluminar musicalmente la historia que se narra tal y como yo la siento, con todo lo que subyace a cada cosa que pasa. Por ejemplo, cuando Carmen y Escamillo hacen el amor en “La pasión nueva”, primer número del Espacio IV, no he compuesto una música dulce, romántica o meramente sensual, sino un momento lleno de misterio y de ansiedad, primero porque Escamillo sabe que en ese momento venciendo, aplastando, triturando a Don José (su pasión por Carmen está llena de egocentrismo y ansia de victoria), y segundo porque ese acto amoroso desencadenará el asesinato de Carmen.

Por otro lado, no hay que olvidar que “Carmen Replay” es un ballet, hacer una música corporal, coreográfica, danzable, con ritmo y sensualidad.

Y, finalmente, crear una obra llena de variedad, en la que convivan elementos musicales muy distintos, algunos cercanos a la música popular, otros más sofisticados, que plasmen la pluralidad de mis influencias y mi manera nada dogmática, nada “estilística” de sentir la música y el acto de componer”.

  • Respecto a la armonía, aparecen escalas y materiales que no son del XIX, ni del XX, ni del XV, sino de siempre. Podemos encontrar modos que sugieren la música popular andaluza, o el rock, o algunas formas de jazz, pero la obra no se decanta por ninguno de estos elementos en concreto. Todos se suceden y se fusionan.
  • La realización de la obra requirió mucho trabajo del compositor. Fue un año entero, desde que inició los primeros apuntes hasta que tuvo lista la partitura y empezaron a grabar la maqueta para el coreógrafo. En ese tiempo se reunió varias veces en Madrid con el coreógrafo, Tony Fabre, y el autor de los videos, Luca Scarzella, para contarles cómo avanzaba su trabajo y mostrarles algunas cosas, para ponerse de acuerdo en aspectos concretos de la obra final, partes del libreto escogidas por él, número de escenas, duraciones de las secciones, carácter de los momentos culminantes…
  • Según el compositor, la composición fue muy fluida. El montaje y los ensayos si fueron complicados, porque los bailarines no estaban acostumbrados a bailar con música en vivo, sino con grabación, como se hace en la danza en el 99% de las veces. Tuvieron que acostumbrarse a que los músicos no son, ni somos, un CD, a que la música necesita cambios de expresión, mínimas inflexiones de tempo que pueden variar de un ensayo a otro, y que, en vez de seguir ellos la música mecánicamente, éramos nosotros, los músicos, los que podíamos adaptarnos a ellos, seguirles en cada movimiento (el grupo tocaba viendo a los bailarines constantemente). Cuando comprendieron esto, los ensayos fueron haciéndose más fluidos, y las funciones resultaron fantásticas.

Para el compositor español, David del Puerto, “Carmen Replay” es sin duda alguna entre lo mejor y más satisfactorio que ha hecho en toda su vida. Ha logrado en esta obra un punto de mezcla de elementos y estilos que llevaba persiguiendo hace mucho tiempo, y ha podido componer con más libertad que nunca.

Por otra parte, la repercusión de la obra, le está proporcionando muchas satisfacciones. Dentro de unos días, la habrán tocado ya diez veces en versión de ballet y ocho veces en versión de concierto, entre España, Bélgica y Holanda, lo cual es una gran alegría para el compositor, teniendo en cuenta que es una pieza que ocupa un concierto entero.

COMENTARIO PERSONAL DE LA OBRA

“Carmen Replay” es una obra descriptiva, cuyos instrumentos nos transportan a la situación del argumento, con la guitarra eléctrica haciendo los obstinatos y la melodía, el acordeón rellenando las armonías, logrando así el ambiente que pide la obra, y la voz soprano cantando la melodía. En esta obra, creo que es necesario ver la combinación de música y danza, para obtener así una satisfacción plena y poder entender toda la obra con su argumento, en el que la combinación de los instrumentos utilizados, hace que percibas esa plaza, típica española, el calor del verano, etc. Personalmente me ha gustado mucho, ya que la veo muy original y una nueva forma de mezclar música y danza”. [D. J. H.]

“La obra me ha sorprendido bastante. No me esperaba esta sonoridad, ni la instrumentación elegida. A su vez, me ha gustado el uso de guitarra con acordeón, y preferentemente “Senda de noche libre”, por su sonoridad intrigante en el comienzo del acto. Me resulta interesante los versos relatados en lugar de cantados con sílabas y la expresión en las palabras. Considero que se ajusta muy bien a la temática que pretende representar y que ha conseguido que el público se sorprenda en la escucha de la obra. Asimismo, debo destacar el uso de las disonancias que crean tensión, quizá “excesiva” en ocasiones, según mi manera de ver. Consiguen su intención de hacer una fuerza que nos sitúa en la trama, y que a veces se resuelve, y otras veces, no. He tenido la oportunidad de comunicarme con el compositor David del Puerto, que ha sido muy amable en contestar a mis preguntas. Gracias a ello he obtenido las conclusiones finales de su trabajo y he entendido aspectos diversos de su obra”. [P. A. A]

 

Si te ha gustado esta entrada ¡Compártela!

Comments are closed.