Armonía 3º

Armonía 4º

Análisis 5º

Análisis 6º

Fundamentos de Composición

Home » Análisis 6º, Compositores siglo XX y siglo XXI, Fundamentos de Composición

Alberto Hortigüela. Pour entrer…s’y profilait

Submitted by on 9 abril, 2012 – 18:55No Comment

Alberto Hortigüela (n. 1969. Burgos), compositor español.

POUR ENTRER…S’Y PROFILAIT

Obra para guitarra y violoncello, encargada por SMASH Ensemble y estrenada en Salamanca el 27 de octubre de 2008 por Bertrand Chavarría (guitarra.) y Delphine Biron (violoncello).

La obra “Pour entrer…s’y profilait” para guitarra y violoncello, parte de la idea de realizar una recitación instrumental de un fragmento del libro de Marcel Proust (1871- 1922) Albertine disparu” (”Albertine desaparecida”) correspondiente a su obra “À la recherche du temps perdu” (”En busca del tiempo perdido“).

Pour entrer en nous, un être a été obligé de prendre la forme, de se plier au cadre du temps; ne nous apparaissant que par minutes successives, il n’a jamais pu nous livrer de lui qu’un seul aspect à la fois, nous débiter de lui qu’une seule photographie. Grande faiblesse sans doute pour un être de consister en une simple collection de moments; grande force aussi; il relève de la mémoire, et la mémoire d’un moment n’est pas instruite de tout ce qui s’est passé depuis; ce moment qu’elle a enregistré dure encore, vit encore, et avec lui l’être qui s’y profilait.” 

(M. Proust; “Albertine disparu”)

“Para entrar en nosotros, un ser está obligado a tomar forma, a doblegarse al marco del tiempo; no se nos va apareciendo sino en minutos sucesivos, no ha podido jamás darnos de sí mismo más que un solo aspecto a la vez, recibimos de él tan sólo una fotografía. Gran debilidad sin duda para un ser el consistir en una simple colección de momentos; gran fuerza también; él depende de la memoria, y la memoria de un momento no ha sido ilustrada sobre todo lo que depués es ya pasado; el momento que ella ha grabado dura aún, vive aún, y con él, ese ser que se perfilaba.” 

(M. Proust; “Albertine desaparecida”)

“In order to enter into us, another person must first have assumed the form, have entered into the surroundings of the moment; appearing to us only in a succession of momentary flashes, he has never been able to furnish us with more than one aspect of himself at a time, to present us with more than a single photograph of himself. A great weakness, no doubt, for a person to consist merely in a collection of moments; a great strength also: it is dependent upon memory, and our memory of a moment is not informed of everything that has happened since; this moment which it has registered endures still, lives still, and with it the person whose form is outlined in it”.

(Translated by C. K. Scott Moncrieff (1889-1930)

COMENTARIO de “Pour entrer…s’y profilait”  del propio compositor, Alberto Hortigüela

“La pieza Pour entrer…s’y profilait para guitarra y violoncello toma su título de un fragmento de la novela de Marcel Proust ”Albertine disparue”, perteneciente a su monumental “À la recherche du temp perdu”.

El fragmento de texto elegido es, por así decirlo, leído, recitado por los instrumentos. Es pues una obra que surge a partir de la palabra y su sentido, de la calidad sonora de su prosodia y del devenir de la simbiosis entre ambos. Pero también, y dado que la voz humana como categoría instrumental tradicional está ausente, es una obra que tiene que ver con el juego de posibilidades que aparecen a partir de la no presencia de la voz como transmisor del texto y, tal vez, con la imposibilidad de sustituirla.

Como resultado, el texto aparece de forma muy esporádica, discontinua, pero ello no supone que haya sido deliberadamente fragmentado. Su predominante ausencia y su momentánea aparición en la superficie muestran metafóricamente la puesta en escena contradictoria del sentido ante la imposibilidad de su verbalización de un modo continuo, y más allá, la contradicción entre el hecho sonoro tal y como se nos aparece y su esencia última.

Vista desde el punto de vista de la forma musical, esta pieza se podría decir que es un Lied, o mejor, un Lied ohne Worte (Canción sin palabras). Pero aquí nos encontramos nuevamente con una leve contradicción. No es esencialmente una canción sin palabras, puesto que no sólo hay referencia instrumental a un texto sino que éste, aunque sólo sea esporádicamente, aparece. Pero tampoco es un Lied, pues falta la voz, el canto. La palabra está incrustada como parte del entramado instrumental pero, a su vez, ese entramado se fundamenta en ella. Como la palabra misma, la pieza se sitúa en una región de frontera”.

KOMMENTAR

“Das Stück Pour entrer…s’y profilait pour Gitarre un Violoncello nimmt ihre Name aus einem Fragment des Romans von Marcel Proust Albertine disparue, der zum Monumental Werk Á la recherche du temp perdu gehört.

Der ausgewählte Text wird, sozusagen, gelesen, rezitiert bei den Instrumenten. So, das Stück taucht aus dem Wort und seinem Sinn, aus dem Klangqualität ihrer Prosodie und aus die Symbiose zwischen beiden auf. Aber auch, weil die Stimme als tradizionelle instrumentale Kategorie abwesend ist, das Stück bezieht sich auf das Spiel der Möglichkeiten die aus diese Abwesenheit der Stimme als Vermittler eines Textes auftauchen, und vielleicht, auf die Unmöglichkeit ihres Ersatzes.

Als Ergebnis, der Text taucht selten auf, aber das bedeutet nicht dass er bewusst fragmentiert wurde. Seine Abwessenheit und momentane Erscheinung auf die Oberfläche, zeigen metaphorisch eine widerspruchliche Darstellung des Sinnes wegen die Unmöglichkeit seiner Verbalisierung als Kontinuum, und jenseits, der Widerspruch zwischen der klängliche Tat, so wie er an uns erscheint, und seine intime Essenz.

Aus dem Perspektiv der musikalischen Form, das Stück könnte man als Lied benennen, besser gesagt, als Lied ohne Worte. Aber hier treffen wir nochmals ein kleinen Winderspruch. Wessentlich ist kein Lied ohne Worte, weil die Stimme als Gesang ausfällt. Das Wort ist Teil des instrumentalen Konglomerats, gleichzeitig aber, dieses Konglomerat bezieht auf ihr. Wie das Wort selbst, das Stück liegt auf einem Grenzenbereich”.

COMENTARIO de “Pour entrer…s’y profilait”  publicado en ”SulPonticello“, revista on line de música y arte sonoro.

“En la composición, el texto de Proust solamente surge a la superficie en momentos puntuales, permaneciendo el resto del tiempo oculto y actuando como elemento temporal estructural de la pieza.

Se ha propuesto un ritmo lento de recitación intentando recrear una lectura sosegada del texto y reteniéndolo en algunos momentos para dar lugar a fragmentos que actúan como comentarios del sentido del mismo. Ello se puede apreciar principalmente en dos pasajes: en la página 7, correspondiente al fragmento “…;grande force aussi;…” y entre las páginas 3 y 5 de la partitura.

Aquí, a partir de la palabra “photographie” (pronunciada inmediatamente antes) se produce una sucesión de compases rigurosamente separados, congelados en el tiempo como si de fotografías se tratara -compases todos ellos ya anteriormente citados (marcados numéricamente) y en los que incluso se ha intentado recrear el sonido mecánico de la cámara al pasar de una imagen a la siguiente- que desembocan en un largo interludio instrumental más fluido y que se contrapone radicalmente con lo anterior: si allí varios elementos aparecían petrificados, rota su continuidad temporal, aquí un elemento único (pizzicatti) se mueve llevado por el fluir del tiempo, estirado o encogido como goma.

En la elección y desarrollo del material sonoro utilizado se han tenido en cuenta dos cuestiones: el parentesco sonoro de ciertos materiales con ciertas calidades fonéticas del texto y su capacidad de retener el aspecto rítmico de la recitación, de duración relativa de cada sílaba.

Son pues principalmente elementos inherentes a una recitación como fenómeno los que configuran la sonoridad estructural de la pieza, mientras que elementos simbólicos como serían las alturas sonoras toman en mayor medida una función de recreación semántica.

La forma de la pieza deviene de la síntesis entre el fluir de la recitación y la inserción de los comentarios a la misma. No obstante se pueden apreciar elementos -aparte de los de la página 3- que se reexponen en la pieza.

Un ejemplo de ello es el material temático correspondiente al texto “…il n’a jamais…” (página 2) y el de “…vit encore” (página 9) con sus correspondientes variantes adaptadas a la calidad fonética de uno y otro fragmento. Otros ejemplos de índole similar pueden encontrarse a través de una observación detenida de la partitura”.

ENTREVISTA al compositor español Alberto Hortigüela sobre sus obras Mondrian (violonchelo y violín) y Pour entrer…s’y profilait (violonchelo y guitarra).

Si te ha gustado esta entrada ¡Compártela!

Comments are closed.